Manuel Álvarez Bravo vivió cien años (1902-2002) y fue un fotógrafo muy activo hasta el final de su vida. Por eso la evolución de su obra resulta fundamental para comprender el paso de la fotografía clásica a la modernidad artística en Latinoamérica. Considerado uno de los herederos más destacados de la vanguardia surrealista, la exposición retrospectiva que presenta Fundación MAPFRE aporta nuevos perspectivas y enfoques a la excepcional y profusa obra de Álvarez Bravo.

Además de las fotografías emblemáticas, la muestra incluye otras, inéditas y experimentales, procedentes de su archivo: clichés en color y Polaroid, y tomas cinematográficas experimentales de la década de 1960. 

TF Editores ha coeditado junto a Fundación MAPFRE y Jeu de Paume el catálogo de la muestra, disponible en tres idiomas: francés, inglés y español.



Imágenes